Páginas vistas en total

martes, 29 de agosto de 2017

COLERA


Qué es

El cólera es una enfermedad infecciosa aguda, provocada por la bacteria 'Vibrio Cholerae'. Se caracteriza por desarrollar de forma muy brusca una diarrea muy importante y vómitos ocasionales. Estas características hacen que en principio sea difícil distinguirla de otro motivo de diarrea. Aunque en general el cuadro clínico es leve, puede suceder que la deshidratación sea extrema, lo que puede provocar la muerte. La enfermedad requiere cuarentena y es de declaración obligatoria nacional e internacionalmente.

Causas

La forma más habitual de contagio es por beber agua o comer alimentos contaminados por heces humanas. No se suele transmitir de persona a persona. Los brotes más importantes suelen estar provocados por fuentes de agua contaminada por residuos fecales. El Vibrio cholerae forma parte de la flora normal de aguas saladas, desembocadura de los ríos, bahías con salinidad moderada y estuarios, donde se asocia a menudo con algas, plancton, conchas, caparazones, crustáceos, moluscos y otros seres vivos para sobrevivir. Suele aparecer en zonas de Asia, Oriente Medio, África y América Latina. En estas áreas, los brotes de enfermedad se dan durante los meses de calor y la mayor incidencia es entre los niños. En otras zonas, las epidemias pueden ocurrir en cualquier época del año y la enfermedad puede afectar a cualquier edad.
También habita en aguas de interior. Prolifera en verano cuando la temperatura del agua supera los 20 grados centígrados.
La bacteria sobrevive en la superficie de todos los alimentos durante cinco días a temperatura ambiente y hasta diez días si la temperatura se mantiene entre 5 y 10 grados. Sobrevive a la congelación, aunque es más difícil la proliferación, lo que puede impedir que se alcance la cantidad de microorganismos capaces de provocar la infección en el individuo. Es sensible a la desecación y a la acidez. Se ha descrito una relación entre el grupo sanguíneo y la sensibilidad al cólera. No se sabe por qué, pero las personas con grupo sanguíneo 0 tienen más riesgo que las del grupo A o B.

Síntomas

Por lo general, la enfermedad comienza con una diarrea repentina, indolora y acuosa, además de vómitos. En los casos graves se llega a perder casi un litro de líquido por hora, pero usualmente la cantidad es mucho menor. En tales situaciones graves, la gran disminución de agua y sal produce una marcada deshidratación con intensa sed, calambres musculares, debilidad y una producción mínima de orina.

Prevención

Son necesarias medidas de salud pública, como abastecimiento de agua limpia, instalaciones adecuadas para la eliminación de aguas fecales, mejora del estado de nutrición de la población y cambios en las normas de manipulación y conservación de los alimentos. No tiene ninguna utilidad el tratamiento colectivo sistemático con antibióticos o la profilaxis masiva. Las medidas individuales de prevención más eficaces son las siguientes:
  • Cocer los alimentos completamente y consumirlos aún calientes.
     
  • Evitar que los alimentos cocinados entren en contacto con los alimentos crudos para que no se contaminen, así como con el agua o el hielo, moscas, superficies contaminadas, cubiertos sucios y otros.
     
  • No comer frutas ni verduras crudas sin mondarlas en el momento del consumo, ni dejarlas expuestas.
     
  • Medidas habituales de higiene que no hay que descuidar, como lavarse las manos antes de tocar cualquier alimento.

Diagnóstico

El diagnóstico de cólera se confirma aislando las bacterias a partir de muestras de fluido procedentes del recto o de materia fecal fresca. Ya que la bacteria 'Vibrio Cholerae' no crece en los cultivos rutinarios de materia fecal, se debe solicitar un cultivo especial para los microorganismos Vibrio.

Tratamientos

El tratamiento adecuado y suficiente de forma general es la solución de sales de rehidratación oral, aunque en las ocasiones en las que la deshidratación es muy acusada, es necesaria la reposición intravenosa de los líquidos y solutos perdidos. El potasio se repone con un zumo de limón, agua de coco o similares. Sólo en los casos muy graves se deben utilizar antibióticos, siendo la tetracilina el fármaco de elección, siempre bajo control médico.

Otros datos

La única vacuna contra el cólera disponible de forma generalizada es una vacuna muerta que se administra por vía parenteral (mediante una inyección) y que proporciona una protección parcial durante un periodo limitado (máximo de seis meses). Sin embargo, no se exige a ningún viajero. Existen otros dos tipos de vacuna de administración oral con un nivel de protección elevado durante varios meses.

lunes, 28 de agosto de 2017

CATARATAS


Qué es

Una catarata es una nubosidad (opacidad) en el cristalino del ojo que dificulta la visión. Las cataratas son un problema que toda la población va a padecer en algún momento. Sin embargo, no son motivo de alarma. No se trata de ninguna enfermedad sino de un envejecimiento ocular, y como tal, todos llegaremos a padecerlas. Actualmente, la cirugía es el mejor tratamiento.
Las cataratas constituyen un importante problema de salud pública al relacionarse con la edad. La catarata consiste en una opacificación del cristalino, una lente interna del ojo que sirve para enfocar y que normalmente es clara y transparente. No es un tumor ni una formación de piel o de tejidos nuevos sobre el ojo, sino que la lente misma se nubla. Tampoco es propiamente una enfermedad, sino más bien envejecimiento ocular.

Causas

Existen factores, aparte de la edad, que pueden anticipar la aparición de cataratas. Un golpe, una punción, un corte, el calor intenso o una quemadura causada por agentes químicos son factores que puede lesionar el cristalino dando lugar a una catarata traumática.
Hay algunas creencias erróneas. Por ejemplo, las cataratas no aparecen por un uso excesivo de la vista, ni por forzarla. Pero sí es cierto que algunas profesiones están más vinculadas a su aparición. Es el caso de los sopladores de vidrio. Las personas que se dedican a hacer cristales, están expuestos a altas temperaturas además de mirar continuamente la luz del horno. Estos profesionales desarrollan cataratas antes de lo normal. De este modo, parece haber una relación directa entre la exposición a la luz intensa y el desarrollo de cataratas. Sin embargo, deportes como el esquí, no implican riesgos. Además existen protecciones como las gafas de sol, que evitan el daño ocular.
Otro factor de riesgo es que la madre haya padecido rubeola durante el embarazo ya que puede infectar al feto y que desarrolle este tipo de cataratas. Sin embargo, es muy extraño que esto suceda, ya que hoy en día no es habitual que una madre contraiga esta enfermedad con los métodos preventivos con los que se cuentan.
Existen enfermedades o condiciones que también propician la aparición de cataratas:
  • La diabetes.
  • La inflamación de ojos.
  • Tener antecedentes familiares.
  • El uso prolongado de corticosteroides u otros medicamentos.
  • Frecuente exposición a la radiación.
  • El tabaquismo.
  • Haber sido intervenido quirúrgicamente por otro problema ocular.

Síntomas

Según el tamaño y la localización de las áreas de opacidad del cristalino, una persona puede o no darse cuenta de que está desarrollando una catarata. Por ejemplo, si ésta se localiza en el borde externo de la lente, la vista no sufre cambios; pero si la opacidad está situada cerca del centro de la lente, generalmente interfiere con la visión. A medida que las cataratas aumentan, la visión puede hacerse más borrosa. Esta disminución de la agudeza visual es uno de los síntomas más claros y típicos en las personas que están desarrollando una catarata.
Los ojos pueden tener una mayor sensibilidad a la luz dificultando la conducción. También se produce una alteración en la percepción de los colores. Y en muchos casos se puede llegar a producir una diplopía (visión doble en el ojo en el que se está produciendo la catarata). Aunque nadie se libra de padecer cataratas, hay personas que tienen mayor predisposición. Los miopes y los diabéticos son grupos de riego a contraer cataratas a una edad más temprana. Existe también un tipo de catarata congénita que la desarrollan los bebés.

Prevención

Aunque las cataratas son muy frecuentes y se produzcan debido al envejecimiento ocular, evitar en la mayor medida de lo posible los factores enumerados en el apartado anterior puede retrasar su aparición, como el abandono del tabaquismo o el uso de gafas de sol para evitar los rayos ultravioletas solares.

Tipos

La catarata más frecuente es la catarata senil, que aparece habitualmente entre los 65 a los 70 años. Pero este dato no es totalmente preciso, ya que pueden existir personas que las desarrollen a una edad más temprana, en torno a los 55 años, e incluso puede haber gente que no las sufra hasta los 80.
Según el Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos, existen además otros tipos de cataratas:
  • Catarata secundaria: son aquellas que aparecen tras una cirugía por otro problema de ojos, como un glaucoma.
  • Catarata traumática: aparecen después de haber sufrido un golpe en el ojo.
  • Catarata congénita: se trata de las cataratas que aparecen al nacer o poco después. En muchos casos, no afectan a la visión debido a su pequeño tamaño.
  • Catarata por radiación.

Diagnóstico

El paciente suele acudir al oftalmólogo porque percibe una pérdida de visión. Existen pruebas para el diagnóstico como la determinación de la agudeza visual, al leer las letras o las filas y con la lámpara de agudeza visual, puede diagnosticarse si se trata de cataratas.
El médico puede ver una catarata mientras examina el ojo con un oftalmoscopio (un instrumento utilizado para visualizar la parte interior del ojo). Utilizando un instrumento llamado lámpara de hendidura, el médico puede ver la localización exacta de la catarata y la extensión de su opacidad.

Tratamientos

Existen algunos fármacos como gotas, ungüentos, pastillas o incluso dietas especiales o ejercicios oculares que provocan un retraso en la aparición de este envejecimiento ocular, pero no se recomienda ya que la catarata senil va a aparecer irremisiblemente.
El único tratamiento realmente efectivo es la cirugía. Esta técnica consiste en extraer el cristalino opaco. Se realiza con ultrasonido, con el cual se hace una pequeña incisión de 3 milímetros por encima del ojo. Luego se elimina la catarata, y por la misma herida se coloca una lente intraocular de acrílico plegable que reemplaza el cristalino opaco. Como la herida es tan pequeña, no se necesitan puntos de sutura aunque algunos médicos colocan algún punto de seguridad.
En general, las personas que presentan una catarata pueden determinar cuándo desean que se la extirpen quirúrgicamente. Cuando las personas se sienten inseguras, incómodas o son incapaces de realizar sus tareas probablemente sea el momento para la cirugía. No tiene ningún sentido someterse a la cirugía antes de ese punto.

Otros datos

No son causa de ceguera

Las cataratas ya no son causa de ceguera en la mayoría de los casos de los países desarrollados. Puede darse en el caso de que el problema esté muy avanzado. Se pueden distinguir rápidamente porque es posible observar que la pupila en vez de ser negra es blanca. Sin embargo, la persona que la padece no llega al extremo de perder la visión totalmente, sino que sólo percibe luz. Actualmente ya no se llega a estos extremos.

Epidemiología

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cataratas no operadas componen el 33 por ciento de las causas de ceguera en todo el mundo. Este dato corresponde a los 285 millones de personas con ceguera (por cataratas u otras causas) en todo el mundo, de los que un 90 por ciento pertenecen a países con ingresos bajos. Un 65 por ciento de los afectados tiene además más de 50 años.

Pronóstico

La mayoría de los pacientes consigue recuperar la visión (o parte de ella) poco después de someterse a la operación correspondiente.

viernes, 25 de agosto de 2017

BRADICARDIA


¿Qué es la bradicardia?


La bradicardia consiste en tener la frecuencia cardíaca más baja de lo normal. El corazón late normalmente entre 60 y 100 veces por minuto en un adulto en reposo. En caso de tener bradicardia, el corazón late menos de 60 veces minuto.
La bradicardia puede ser un problema grave si el corazón no bombea suficiente sangre rica en oxígeno al resto del cuerpo. Para algunas personas, sin embargo, la bradicardia no produce síntomas o complicaciones.
Un marcapasos implantado y otros tratamientos pueden corregir la bradicardia y ayudar al corazón a mantener un ritmo adecuado.

Síntomas de la bradicardia


Si tiene bradicardia, el cerebro y otros órganos no pueden obtener el suministro de oxígeno que necesitan. Como resultado, puede experimentar estos síntomas:
  • Cercanos a la desmayo o desmayo (síncope)
  • mareo
  • debilidad
  • fatiga
  • Dificultad para respirar
  • dolores en el pecho
  • Confusión o problemas de memoria
  • Fácil agotador durante la actividad física

Cuando una frecuencia cardíaca lenta es normal

Una frecuencia cardíaca en reposo más lento de 60 latidos por minuto puede ser normal para algunas personas, especialmente para los adultos sanos, jóvenes y atletas entrenados. Para estas personas, la bradicardia no se considera un problema de salud.

Causas de la bradicardia


La bradicardia es causada por algo que interrumpe los impulsos eléctricos normales que controlan el ritmo de la acción de bombeo del corazón. Muchas cosas pueden causar o contribuir a problemas con el sistema eléctrico del corazón, incluyendo:
  • Corazón daño tisular relacionado con el envejecimiento
  • El daño a los tejidos del corazón por enfermedad cardiaca o un ataque al corazón
  • La presión arterial alta (hipertensión)
  • Heart presente desorden al nacer (cardiopatía congénita)
  • La infección de los tejidos del corazón (miocarditis)
  • Una complicación de la cirugía del corazón
  • Glándula tiroides (hipotiroidismo)
  • Desequilibrio de electrolitos, minerales relacionados con las sustancias necesarias para la conducción de los impulsos eléctricos
  • Apnea obstructiva del sueño, la constante interrupción de la respiración durante el sueño
  • La enfermedad inflamatoria, como la fiebre reumática o lupus
  • La hemocromatosis, la acumulación de hierro en los órganos
  • Los medicamentos, incluyendo algunos medicamentos para otros trastornos del ritmo cardíaco, presión arterial alta y la psicosis
Circuito eléctrico del corazón
Tu corazón tiene cuatro cámaras, dos cavidades superiores (aurículas) y dos cámaras inferiores (ventrículos). El ritmo de su corazón es normalmente controlado por un marcapasos natural, el nodo sinusal, localizado en la aurícula derecha. El nódulo sinusal produce impulsos eléctricos que inician cada latido del corazón.
Desde el nodo sinusal, los impulsos eléctricos viajan a través de las aurículas, haciendo que las aurículas se contraigan y bombeen sangre hacia los ventrículos. Los impulsos eléctricos para luego llegar a un grupo de células llamado nódulo auriculoventricular (nodo AV).
El nodo AV transmite la señal a una colección especializada de células llamado haz de His. Estas células transmiten la señal a una rama de la izquierda sirve el ventrículo izquierdo y una rama derecha sirviendo el ventrículo derecho. Cuando el impulso eléctrico viaja a estas ramas, los ventrículos se contraen y bombean sangre, el ventrículo derecho enviando sangre pobre en oxígeno a los pulmones y el ventrículo izquierdo envía sangre rica en oxígeno al cuerpo.
La bradicardia se produce cuando las señales eléctricas más lento o se bloquean.

Problemas de sinusitis nodo

Bradicardia con frecuencia comienza en el nodo sinusal. Una frecuencia cardíaca lenta puede deberse a que el nódulo sinusal:
  • Descargas eléctricas en impulsos de un ritmo más lento de lo normal
  • Hace una pausa, o no cumpla de forma regular
  • Las descargas un impulso eléctrico que está bloqueado antes de causar que las aurículas se contraen
En algunas personas los problemas del nodo sinusal puede resultar en la alternancia de ritmos cardíacos rápidos y lentos (bradicardia-taquicardia síndrome).

Bloqueo cardíaco (bloqueo auriculoventricular)

La bradicardia también puede ocurrir porque las señales eléctricas transmitidas a través de las aurículas no se transmiten a los ventrículos (bloqueo cardíaco, o bloqueo auriculoventricular). La interrupción de la señal eléctrica se puede producir en el nodo AV, el haz de His, o en algún lugar a lo largo de las ramas izquierda y derecha que transmiten señales eléctricas a los ventrículos. Bloqueos cardíacos se clasifican en función del grado en el que las señales provenientes de las aurículas llegar a su corazón principales cámaras de bombeo (ventrículos).
  • Primer grado bloqueo cardíaco. En la forma más leve de bloqueo cardiaco, todas las señales eléctricas de las aurículas llegan a los ventrículos, pero la señal se disminuye ligeramente. Primer grado bloqueo cardíaco raramente causa síntomas y por lo general no necesita tratamiento si no hay otras anomalías en la conducción de la señal eléctrica.
  • Segundo grado bloqueo cardíaco. En el bloqueo cardíaco de segundo grado, no todas las señales eléctricas llegan a los ventrículos. Algunas fuentes son caído, dando lugar a un ritmo más lento e irregular a veces.
  • De tercer grado (completo) bloqueo cardíaco. En el bloqueo cardíaco de tercer grado, ninguno de los impulsos eléctricos desde las aurículas a los ventrículos. Cuando esto sucede, el haz de His o de otros tejidos de los ventrículos funcionar como un marcapasos sustituto de los ventrículos. Estos sustitutos resultar en impulsos eléctricos lentos y poco fiables a veces para controlar el latido de los ventrículos.
  • Bloqueo de rama. La interrupción de una señal eléctrica en algún lugar en las ramas derecha o izquierda, hacia el final de la vía de impulsos eléctricos, que se llama un bloqueo de rama. La gravedad de bloqueo de rama depende de si las dos ramas están afectados, la presencia de otros tipos de bloqueo cardiaco y el grado de daño al tejido del corazón.

Complicaciones de la bradicardia


Las complicaciones de la bradicardia no tratada puede variar dependiendo de lo lento que el ritmo cardíaco es decir, donde el problema de conducción eléctrica se produce y qué tipo de daño puede estar presente en el tejido cardíaco. Si la bradicardia es suficientemente importante como para causar síntomas, las complicaciones posibles de la frecuencia cardíaca lenta puede incluir:
  • frecuentes desmayos
  • Incapacidad del corazón de bombear suficiente sangre (insuficiencia cardíaca)
  • Detención súbita cardíaca o muerte súbita

Diagnóstico de la bradicardia


Su doctor podría ordenar una serie de pruebas para medir su ritmo cardíaco, establecer un vínculo entre una frecuencia cardíaca lenta y sus síntomas, e identificar las condiciones que pueden causar bradicardia.

Electrocardiograma (ECG)

Un electrocardiograma, también llamado ECG o EKG, es una herramienta fundamental para la evaluación de la bradicardia. Un ECG utiliza pequeños sensores (electrodos) conectados a su pecho y sus brazos para registrar las señales eléctricas que viajan a través de su corazón. Su médico puede buscar patrones entre estas señales para determinar qué tipo de bradicardia que tiene.
El médico también puede hacer que usted use un dispositivo portátil de ECG en el hogar para más información acerca de la frecuencia cardíaca y ayudar a establecer una correlación entre una frecuencia cardíaca lenta y la aparición de los síntomas. Estos dispositivos incluyen:
  • Holter monitor. Este dispositivo portátil de ECG se lleva en el bolsillo o en el cinturón o correa para el hombro. Se puede grabar la actividad de su corazón durante todo un período de 24 horas, lo que proporciona al médico una mirada prolongada a los ritmos del corazón. Su médico probablemente le pedirá que lleve un diario durante las mismas 24 horas. Vas a describir los síntomas que experimentan y registrar el momento en que ocurren.
  • Registrador de eventos. Este dispositivo portátil de ECG se destinan al seguimiento de su actividad cardiaca durante algunas semanas a algunos meses. Usted activarlo solamente cuando usted experimenta síntomas que pueden estar relacionados con una frecuencia cardíaca lenta. Cuando sienta los síntomas, se presiona un botón, y una tira de ECG de los minutos anteriores y posteriores a pocos minutos se registra. Esto le permite a su médico para determinar su ritmo cardíaco en el momento de sus síntomas.
Su médico también puede utilizar un monitor de ECG en el desempeño de otras pruebas para conocer el impacto de la bradicardia. Estas pruebas incluyen:
  • Prueba ortostática. Esta prueba ayuda a su médico a entender mejor cómo su bradicardia contribuye a desmayarse. Usted se acuesta sobre una mesa especial, y luego se inclina la mesa como si estuviera de pie. Los cambios en la posición puede causar un desmayo y ayudar a su médico para establecer un vínculo entre la frecuencia cardíaca y episodios.
  • Prueba de esfuerzo. Su médico puede controlar su ritmo cardíaco mientras usted camina en una caminadora o una bicicleta estacionaria para ver si su ritmo cardíaco aumenta apropiadamente en respuesta a la actividad física.

De laboratorio y otras pruebas

Su médico le ordenará exámenes de sangre para la detección de enfermedades subyacentes que pueden estar contribuyendo a la bradicardia, tales como una infección, el hipotiroidismo o un desequilibrio electrolítico. Si se sospecha de apnea del sueño de contribuir a la bradicardia, es posible que se someten a pruebas para controlar su sueño.

Tratamiento de la bradicardia


El tratamiento para la bradicardia depende del tipo de problema de conducción eléctrica, de la gravedad de los síntomas y la causa de su ritmo cardíaco lento.

El tratamiento de trastornos subyacentes

Si un trastorno subyacente, como el hipotiroidismo o la apnea obstructiva del sueño, está provocando bradicardia, el tratamiento del trastorno puede corregir la bradicardia.

El cambio en los medicamentos

Una serie de medicamentos, incluyendo algunos para tratar otras enfermedades cardiacas, puede causar bradicardia. Su médico revisará los medicamentos que está tomando y puede recomendar tratamientos alternativos. Cambio de drogas o bajar dosis pueden corregir los problemas con una frecuencia cardíaca lenta. Cuando los tratamientos alternativos no son posibles y síntomas requieren tratamiento, de un marcapasos es necesario.

Marcapasos

Un marcapasos es un dispositivo operado por baterías del tamaño de un teléfono celular que se implanta debajo de la clavícula. Los cables del dispositivo se pasa a través de las venas y en su corazón. Electrodos en el extremo de los cables están unidos a los tejidos del corazón. El marcapasos controla su ritmo cardíaco y genera impulsos eléctricos que sean necesarias para mantener un ritmo adecuado.
La mayoría de los marcapasos también capturar y registrar información que el cardiólogo puede utilizar para controlar su corazón. Se han programado regularmente las citas de seguimiento para controlar su corazón y garantizar el buen funcionamiento de su marcapasos.

Prevención de la bradicardia


La manera más efectiva de prevenir la bradicardia es reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Si usted ya tiene una enfermedad del corazón, vigilar y seguir el plan de tratamiento para reducir el riesgo de bradicardia.

Prevenir las enfermedades del corazón

Tratar o eliminar los factores de riesgo que pueden conducir a enfermedades del corazón. Siga los siguientes pasos:
  • Hacer ejercicio y comer una dieta saludable. Vivir un estilo de vida saludable para el corazón haciendo ejercicio regularmente y una dieta saludable, baja en grasas dieta que sea rica en frutas, verduras y granos enteros.
  • Mantenga un peso saludable. El exceso de peso aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.
  • Mantenga la presión arterial y el colesterol bajo control. Realice los cambios de estilo de vida y tomar los medicamentos según lo prescrito para corregir la presión arterial alta (hipertensión) o colesterol alto.
  • No fume. Si usted fuma y no puede dejar de fumar por su cuenta, hable con su médico acerca de estrategias o programas para ayudarle a romper el hábito de fumar.
  • Si usted bebe, hágalo con moderación. Si bebe alcohol, hágalo con moderación. Para algunas condiciones se recomienda que usted evite el alcohol por completo. Pregúntele a su médico para obtener consejos específicos para su condición. Si usted no puede controlar su consumo de alcohol, hable con su médico acerca de un programa para dejar de beber y manejar las conductas relacionadas con el abuso de alcohol.
  • No use drogas ilegales. Hable con su médico acerca de un programa adecuado para usted si usted necesita ayuda para terminar con el uso ilegal de drogas.
  • Controlar el estrés. Evite el estrés innecesario y aprender técnicas de afrontamiento para manejar el estrés normal en una manera saludable.
  • Vaya a chequeos regulares. Tenga exámenes físicos regulares y reportar cualquier signo o síntoma a su médico.

Monitorear y tratar la enfermedad cardíaca existente

Si usted ya tiene enfermedad del corazón, hay pasos que usted puede tomar para reducir su riesgo de desarrollar bradicardia u otro trastorno del ritmo cardíaco:
  • Siga el plan. Asegúrese de entender su plan de tratamiento, y tomar todos los medicamentos según las indicaciones.
  • Informar sobre los cambios inmediatamente. Si sus síntomas cambian o empeoran o si se presentan nuevos síntomas, informe a su médico inmediatamente.

¿Qué es un marcapasos?


Un marcapasos es un pequeño dispositivo del tamaño de una moneda que se coloca debajo de la piel cerca del corazón para ayudar a controlar los latidos. El marcapasos se implanta en el marco de lo que se conoce a menudo como "terapia de resincronización cardíaca".
Las personas pueden necesitar un marcapasos para una variedad de razones, sobre todo debido a uno de un grupo de condiciones llamadas arritmias, en el que el ritmo del corazón es anormal.
El envejecimiento normal del corazón puede alterar el ritmo cardíaco, haciéndolo latir con demasiada lentitud. Daño al músculo cardiaco como resultado de un ataque al corazón es otra causa común de interrupción de los latidos de su corazón. Algunos medicamentos pueden afectar el ritmo cardíaco también. Para algunos, condiciones genéticas causan una frecuencia cardíaca anormal. Independientemente de la causa subyacente de un ritmo cardíaco anormal, un marcapasos puede arreglarlo.
Un marcapasos a menudo puede ser implantado en el pecho con una cirugía menor. Es posible que tenga que tomar algunas precauciones en su vida diaria después de instalar el marcapasos.

viernes, 18 de agosto de 2017

MASTITIS

¿Qué es?

La mastitis, proceso inflamatorio que en general desarrolla una infección mamaria, afecta con mayor frecuencia a mujeres en edades comprendidas entre los 18 y 50 años. Actualmente es mucho menos frecuente de lo que solía ser.
La mastitis puede dividirse en dos grupos: las que tienen lugar en mujeres que están lactando y las que se presentan espontáneamente.

Infección en la lactancia materna

Durante la lactancia materna es mucho más probable que aparezca la mastitis durante las primeras seis semanas de lactancia, aunque algunas mujeres la desarrollan durante el destete. Al haber actualmente una mejor higiene, la infección mamaria durante la lactancia es mucho menos frecuente de lo que solía ser. Es importante de todas maneras tener cuidado en todo momento e intentar evitar la infección prestando especial atención a la higiene.
Si tiene problemas con el bebé y la lactancia materna busque el consejo de una matrona o del pediatra.

¿Cuáles son los síntomas de la infección en la lactancia materna?

Los primeros síntomas de la infección mamaria son dolor, hinchazón, enrojecimiento y una mayor sensibilidad. Puede comenzar a sentirse mal, como si tuviera la gripe con temperatura alta y dolores generalizados y dolores de cabeza.
Puede darse cuenta antes de que la infección sea aparente, porque aparecen grietas en el pezón o en la piel de alrededor o también porque parte del pecho ha aumentado de tamaño al no drenar adecuadamente.

Si sospecha que está desarrollando una infección, debería acudir al médico tan pronto como le sea posible. Con toda probabilidad se le recetará un antibiótico que pueda administrarse sin problemas mientras esté en periodo de lactancia.
Es importante que continúe con la lactancia materna, ya que el drenado de la leche infectada puede reducir la posibilidad de formación de un absceso. El bebé no adquirirá los gérmenes a través de la leche ya que se eliminarán rápidamente en su estómago.
Si por alguna razón no puede continuar con la lactancia, debería extraerse la leche usted misma con un sacaleches.
Si tras empezar a tomar el tratamiento con antibióticos la infección no remite rápidamente, es probable que se haya desarrollado un absceso y su médico de cabecera la enviará al hospital para que se lo drenen. Solía ser necesario administrar anestesia general para drenar un absceso mamario pero ahora es posible tratarlo con anestesia local, bien mediante la extracción del pus utilizando una aguja, o bien realizando un pequeño orificio en el pecho y drenando el absceso.

Infección fuera de la lactancia

Las mujeres que no están en periodo de lactancia materna pueden de todas formas desarrollar la infección. El área afectada con mayor frecuencia es la zona cercana al pezón. La mayoría de las mujeres que sufren este tipo de infección tienen alrededor de 30 años y aproximadamente el 90% de ellas son fumadoras. Parece que algún componente del cigarrillo daña los conductos por debajo del pezón y hace que se infecten. En ocasiones, la infección también se produce tras un fuerte golpe en la zona. Este tipo de infección se conoce como mastitis periductal y provoca dolores y enrojecimiento alrededor del pezón, asociándose a veces con un tumor.
Los antibióticos eliminarán la infección, pero si el conducto por debajo del pezón está dañado, es probable que vuelva a surgir la infección. Si la infección se repite varias veces, es probable que tenga que ser operada para extirpar el conducto o conductos enfermos.

Infección de la piel sobre el pecho

Algunas mujeres con grandes senos notan que la piel bajo los mismos se les infecta en repetidas ocasiones. Esto ocurre debido a que esta zona está caliente y sudorosa, siendo este el entorno ideal para el desarrollo de los hongos.
Una vez que la crema con antibióticos haya eliminado la infección, será necesario que se asegure de mantener la zona bajo los senos lo más seca y limpia posible. Para ello, deberá al menos lavar la zona dos veces al día y secarla con una toalla de algodón o incluso utilizar el secador de pelo para secar la piel completamente.
Debería evitar el uso de talco o cremas y procurar llevar algodón próximo a la piel, mediante un sujetador con interior de algodón o poniéndose una camiseta de este tejido por debajo. Si tiene sobrepeso, puede reducir las posibilidades de padecer otros episodios infecciosos perdiendo peso. Si tiene los senos grandes, puede ser una buena idea preguntar al médico si sería beneficioso someterse a una intervención de reducción.

HIPOTIROIDISMO

Qué es

Es un trastorno de la tiroides que afecta a la glándula tiroides y provoca que se produzca una menor cantidad de hormonas tiroideas (tiroxina y triyodotironina) de lo habitual. Las hormonas tiroideas son las encargadas de estimular distintos tejidos del cuerpo para que produzcan proteínas, y de aumentar la cantidad de oxígeno que usan las células.
Debido a ello, el hipotiroidismo puede provocar un descenso del ritmo cardiaco, intestinal, un aumento de peso e incluso depresión. También puede afectar a la fertilidad.
Las mujeres tienen diez veces más posibilidades de contraer hipotiroidismo que los hombres, apareciendo en el cinco por ciento de las embarazadas y en el siete por ciento una vez han dado a luz. Además, si no se trata durante el embarazo, los hijos pueden heredar esta condición y desarrollar problemas físicos y mentales. Durante la menopausia, la mujer también tiene más posibilidades de contraer esta enfermedad.
El hipotiroidismo puede aparecer y no detectarse hasta años después, por lo que es importante acudir al médico en cuanto se detecten algunos de sus síntomas.

Causas

La causa más común es la tiroiditis o enfermedad de Hashimoto, una inflamación de la glándula tiroides. La hinchazón se produce a causa de un ataque del sistema inmunitario, por infecciones virales como un resfriado común, infecciones respiratorias o un embarazo. Esta hinchazón daña a las células de la glándula, lo que provoca alteraciones en la producción de hormonas.
La segunda causa responde a la tiroiditis posparto, que es asintomática. Esta tiroiditis provoca hipertiroidismo seguido de hipotiroidismo, y en el 80 por ciento de los casos se superan al cabo de un año.
La hipotensión también puede ser heredada de manera congénita, o adquirida poco después de haber nacido.
Existen factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrir hipotiroidismo:
  • Que algún familiar haya tenido problemas endocrinos o bocio.
     
  • Tener más de 50 años.
     
  • Padecer una enfermedad autoinmune que ataque a las células tiroideas y sus enzimas.
     
  • Haberse sometido a una radiación en el cuello o cabeza a la hora de tratar un cáncer o hipertiroidismo.
     
  • Algunos tratamientos como el litio o la amiodarona.
     
  • Dieta baja o en exceso de yodo: el yodo es necesario para sintetizar las hormonas tiroideas. En exceso puede dañar a la glándula.
     
  • Haber extirpado parte o toda la glándula tiroidea a causa de un cáncer o la enfermedad de Graves.
     
  • El síndrome de Sheehan, una afección del embarazo en la que la mujer sangra mucho durante el embarazo a causa de haber dañado la hipófisis, una glándula endocrina.

Síntomas

  • Depresión.
     
  • Reducción del ritmo cardiaco, latido irregular o arritmia. Esto podría provocar una bradicardia que en casos extremos puede acabar con un paro cardiaco.
     
  • Alta presión arterial baja y colesterol.
     
  • Fatiga y somnolencia.
     
  • Dolor muscular y articular.
     
  • Aumento de peso independientemente del tipo de dieta que se lleve a cabo.
     
  • Estreñimiento o heces duras.
     
  • Periodos mensuales anormales y problemas de fertilidad.
     
  • Piel, cabello y uñas débiles.
     
  • Rostro, manos y pies hinchados.
     
  • Disminución de libido.

Prevención

No existe una forma conocida de evitar el hipotiroidismo en su totalidad. La única prevención que se puede llevar a cabo es controlar el nivel de yodo de nuestra dieta, y adecuarlo a la cantidad recomendada.

Tipos

Hipotiroidismo primario

La glándula no funciona correctamente y puede aparecer bocio, que es el aumento anormal de la glándula. Es el hipotiroidismo más habitual.

Hipotiroidismo secundario

La glándula no presenta problemas, pero la hipófisis no produce la hormona estimuladora de tiroides, lo que supone que la glándula no produzca hormonas.

Hipotiroidismo terciario

Afecta al hipotálamo, una región del cerebro encargada de la conducta, que deja de producir una hormona llamada tirotropina. Esta hormona es la que estimula la hipófisis, por lo que al no producirse provoca una reacción en cadena que anula tanto la hipófisis como a la glándula tiroidea.

Diagnóstico

Se realiza un análisis de sangre para medir el nivel de la hormona estimuladora del tiroides, llamada TSH, y de tiroxina. Igualmente, se hacen exámenes para comprobar los niveles de colesterol, del conteo sanguíneo (hemograma), de enzimas hepáticas, de prolactina y de sodio.
En los casos en que se produzca el hipotiroidismo a causa del bocio, se lleva a cabo una ecografía tiroidea.

Tratamientos

El tratamiento depende de la gravedad con la que se detecte el hipotiroides, así como la edad del paciente y la existencia de otras enfermedades. De forma general se usa un tratamiento con levotiroxina, que se administra por vía oral en forma de pastilla. La levotiroxina repone el nivel de hormonas que el paciente debería tener, por lo que la dosis variara entre diferentes personas afectadas.
Posteriormente, el paciente tendrá que someterse a revisiones cada dos o tres meses durante el comienzo del tratamiento para comprobar su nivel de hormonas. Tendrá que seguir tomando levotiroxina durante el resto de su vida, así como acudir a revisiones periódicas.

Otros datos

El hipotiroidismo se conoce alrededor del año 1850, desde que se realizó un estudio completo sobre la tiroides basado en la extirpación de esta glándula en personas con bocio.
En la actualidad, más de 300 millones de personas, de las cuales 1.600 se encuentran en riesgo, sufren algún tipo de patología tiroidea, pero debido a la dificultad de distinguir sus síntomas de otras enfermedades comunes muchas personas desconocen que la tienen.

Pronóstico

La mayoría de los pacientes a los que se les detecta hipotiroidismo consiguen superar la enfermedad y llevar una vida normal.