Páginas vistas en total

lunes, 16 de octubre de 2017

IMPETIGO


El impétigo es una infección de la piel. Generalmente, es causada por la bacteria estafilococo pero algunas veces el estreptococo también puede causarla. Es más común en los niños entre dos y seis años. Suele comenzar cuando las bacterias entran por una grieta de la piel, como una cortadura, rasguño o picadura de un insecto.
Los primeros síntomas son pequeñas llagas rojizas o similares a una espinilla rodeadas por piel enrojecida. Estas llagas suelen presentarse en la cara, los brazos y las piernas, aunque pueden encontrarse en otros lugares. Las llagas se llenan de pus, al cabo de algunos días se abren y forman una costra gruesa. Con frecuencia pican, pero rascarse puede diseminar las llagas.
El impétigo puede contagiarse por contacto con las lesiones o la secreción nasal de una persona infectada. Puede tratarse con antibióticos.

Cómo tratar el impétigo

Esté atento a estos indicios de impétigo:
  • llagas rojizas que causan comezón, se llenan de líquido y luego revientan, formando una costra amarillenta
  • erupciones pruriginosas
  • ampollas llenas de líquido
Si observa estos síntomas, acuda a su proveedor de servicios de salud. Por lo general, el impétigo es tratado con antibióticos tópicos u orales. Si tiene lesiones múltiples o si hay un brote, su médico podría prescribirle un antibiótico oral. No hay ningún tratamiento para el impétigo que no necesite receta médica

Cómo controlar y prevenir el impétigo

Sin tratar, el impétigo con frecuencia se desvanece por sí solo en unos días o semanas, señala el Dr. Smith. La clave es mantener limpia la zona infectada lavándola con agua y jabón, y no rascarse. La desventaja de dejar el impétigo sin tratar es que algunas personas pueden presentar más lesiones, las cuales se propagan a otras partes del cuerpo).
Y uno puede infectar a los demás. “Para propagar el impétigo se necesita un contacto bastante inmediato —no nada más casual— con la persona infectada o con los objetos que ésta toca”, advierte. Evite que el impétigo se propague a otras personas o a otras partes de su cuerpo:
  • lavando las zonas infectadas con agua y jabón;
  • cubriendo holgadamente las costras y llagas hasta que sanen;
  • retirando con cuidado las costras secas; y
  • lavándose las manos con agua y jabón después de tocar superficies o personas infectadas.
Como el impétigo se propaga por contacto de piel a piel, con frecuencia se dan pequeños brotes dentro de una familia o de un aula, explica el Dr. Smith. Evite tocar los objetos que haya usado una persona con impétigo, tales como utensilios, toallas, sábanas, ropa y juguetes. Si tiene impétigo, no deje de cortarse las uñas para que las bacterias no pueden vivir debajo de ellas y propagarse. Tampoco se rasque las llagas).
Llame a su prestador de servicios de salud si los síntomas no desaparecen o si hay indicios de que la infección ha empeorado, tales como fiebre, dolor o una mayor hinchazón.

FOLICULITIS



Es la inflamación de uno o más folículos pilosos. Esta se puede presentar en cualquier parte de la piel.

Causas

La foliculitis se inicia cuando los folículos pilosos se dañan o cuando el folículo se bloquea. Por ejemplo, esto puede suceder por fricción contra la ropa o por afeitarse. En la mayoría de los casos, los folículos dañados resultan luego infectados por las bacterias estafilococos.
La foliculitis de la barba es una infección de los folículos pilosos causada por estafilococos en la zona barbada, por lo regular en el labio superior. Afeitarse lo empeora. La tiña de la barba es similar a la foliculitis de la barba, pero la infección es causada por un hongo.
La seudofoliculitis de la barba es un trastorno que se presenta principalmente en hombres afroamericanos. Si los cabellos rizados de la barba se rasuran y quedan muy cortos, estos pueden curvarse hacia la piel y causar inflamación.

Síntomas

Los síntomas comunes incluyen erupción cutánea, picazón y granos o pústulas localizadas cerca de un folículo piloso en el cuello, la ingle o el área genital. Los granos pueden formar costra.

Pruebas y exámenes

El médico puede diagnosticar esta afección al examinar la piel. Los exámenes de laboratorio pueden mostrar qué bacteria u hongo está causando la infección.

Tratamiento

Las compresas húmedas y calientes pueden ayudar a drenar los folículos afectados.
El tratamiento puede incluir antibióticos tópicos u orales, o medicamentos antimicóticos.

Expectativas (pronóstico)

La foliculitis con frecuencia responde bien al tratamiento, pero puede reaparecer.

Posibles complicaciones

La foliculitis puede reaparecer o diseminarse a otras zonas del cuerpo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Aplique tratamiento casero y consulte con su proveedor si los síntomas:
  • Reaparecen con frecuencia
  • Empeoran
  • Duran más de 2 o 3 días

Prevención

Para prevenir un daño mayor a los folículos pilosos e infección:
  • Reduzca la fricción con la ropa.
  • Evite en lo posible afeitar el área. Si es necesario afeitarse, use cada vez una navaja nueva y limpia o una máquina de afeitar eléctrica.
  • Mantenga limpia la zona.
  • Evite los paños para lavarse y las prendas de vestir contaminadas.

Nombres alternativos

Pseudofoliculitis de la barba; Tiña de la barba; Foliculitis de la barba